Judías del Ganxet DOP. Que no te den gato por liebre

Los productos gourmet son cada vez más populares, gracias, primero a los cocineros y, después, a la tendencia gastronómica que ha irrumpido con fuerza en las redes sociales. Y las judías del ganxet es un caso.

Pero, muchas veces por desconocimiento, hablan de ingredientes que no son siempre lo que realmente son. Es el caso de la judía del Ganxet DOP.
Voy por partes.

¿Qué es una DOP?

Denominación de Origen Protegida.

¿Y qué significa?

Para simplificar, son unos estándares dentro de una horquilla sobre región agrícola, producción, calidad o envasado. Suelen ser muy restrictivas. Lleva consigo la creación de un Consejo Regulador, además de una reglamentación de las administraciones públicas tanto a nivel nacional como europeo.

¿Cómo se comercializa?

Cocidas y envasadas en recipiente de cristal. En grano, en un saco de tela. Siempre acompañado del sello distintivo. NUNCA se venden a granel.

Hasta aquí, ningún problema.

Pero, ¿cómo podrías reconocerlas en restaurantes y establecimientos de comida para llevar?

Pues bien, hay una regla de oro muy simple: tiene la forma de un riñón de cerdo con un poco más de gancho (por eso su denominación del ganxet). Si hablamos en términos más técnicos se caracteriza por: grano plano blanco marfil ligeramente brillante, de forma arriñonada con ganchillo.
Pero voy al grano y nunca mejor dicho. En la fotografía siguiente se muestran todas las variedades de judía del ganxet que se comercializan.

51

Pero sólo las dos columnas de judías del ganxet de la derecha son consideradas DOP.
La selección de la semilla se hace a partir de los granos que más se acercan a los estándares de la DOP. De esta manera se garantiza que la cosecha sea de calidad. En definitiva, se sigue la Ley de Mendel.
En cambio las dos columnas de la izquierda, debajo el apelativo de ganxet, han sufrido una degeneración.
Y ahora llego donde quería. La judía del ganxet DOP, por su calidad, producción limitada, trabajo artesanal y la investigación que conlleva, repercute en el precio final al consumidor. Se vende, según la producción, entre 10 y 15 € el kilo, en grano, que serían 1€ 1,5€ por ración. Es la más cara del mercado.

Por eso quiero que no te engañen cuando hagas la compra de este producto. Si es DOP tiene un precio, si no, es inferior.
Simplemente me gustaría que fueras consciente de lo que compras. La opción es tuya, pero que no te vendan gato por liebre.

Más información: Can Casamada