Selección libros de cocina

Mis libros de cocina de cabecera

Gracias a los libros de cocina, he aprendido mucho de las artes culinarias.

Podría decirte que más del 50% de libros que he comprado en mi vida son libros de cocina. Unos más buenos que otros. Algunos demasiado innovadores. Otros clásicos. Muchos, de cocina francesa. Pocos, de cocina tradicional de países que visito. Un diccionario culinario y otro de sabores. Pero hay tres libros que les tengo especial cariño, por distintas razones.

Carmencita o la Buena cocinera

Es el primer libro de cocina que recuerdo. Formaba parte de la librería de mi madre. Era uno de sus referentes culinarios. La crema catalana, los estofados, el bacalao… son recetas (y recuerdos) de mi infancia. Mi madre seguía sus instrucciones al pie de la letra.

De pequeña lo hojeaba, pero me aburría porque no tenía fotografías. Como son las cosas… Es ahora que Carmencita o la Buena cocinera le tengo mucho aprecio. Sobretodo para entender la evolución de las recetas caseras de la época decimonónica de familias bien estantes hasta la actualidad.

Fue escrito entre los siglos XIX y XX por Doña M. Eladia con la intención de recopilar recetas para su hija. Se ha reeditado infinidad de veces.

Cocinar es fácil

Este libro de cocina fue un punto de inflexión para mí. Es un libro práctico. Te ofrece muchos trucos. Desde las cantidades óptimas por persona, hasta los porqués de los paso a paso de las recetas. Sus recetas son muy prácticas para cocinar en casa. Además tiene un apartado de recetas semanales. Además, si tienes poca práctica en la cocina, sus instrucciones son muy exactas. Cosa que no pasa con otros recetarios.

Uso este libro como un vademécum culinario desde hace más de 30 años. De este libro aprendí el truco de hacer una buena tortilla a la francesa.

Es el único libro que escribió su autora, Montserrat Seguí. Fue un éxito de ventas.

Invitaciones deliciosas (Dinner)

La australiana Donna Hay fue (y es) un referente para mí. Compré su primer libro de cocina hace más de 15 años. No la conocía de nada. Pero me sedujeron tanto su estilismo gastronómico como fotográfico. Después, me maravillaron sus recetas. Por aquel entonces muy innovadoras, frescas y sencillas. A pesar de los años, continúan siendo unas recetas muy actuales.

A través de su recetario conocí el tamarindo, la pimienta de Sichuan, la pasta filo…

Donna Hay es una reconocida escritora de recetas.