Cena romántica

Una cena romántica fácil y de lujo

Muchas veces pensamos que una cena romántica es salir fuera a cenar. De hecho es mucho más práctico, pero una cena íntima en casa es lo mejor. Tienes la intimidad que no te da el restaurante.

Me gusta salir a cenar fuera, claro que sí, pero hay momentos románticos que los prefiero pasar en casa. Y es una ocasión para preparar una cena romántica por todo o alto. Sí, cierto, estoy mucho tiempo en la cocina, pero porque me gusta mucho cocinar. En tu caso, querrás estar el menos tiempo posible, por lo que te propongo un menú rápido para esta ocasión especial.

Menú y organización

Primero: almejas al vapor (micoondas)

Segundo: picantón a la vainilla (horno)

Postres: flan de frambuesas (nevera)

Para organizarte: primero tendrás que preparar el postre (el día anterior), una hora antes de la cena el picantón y en el último momento las almejas, aunque tendrás que cubrirlas en agua y sal para que escupan la arena una vez llegues a casa antes de la cena.

Almejas al vapor

Una vez limpias de arena, las colocas en un recipiente vaporera de silicona con rejilla y un chorro de aceite. Las tapas y las cueces en el microondas durante 1 minuto. Las sirves en una fuente de servir con un poco de agua de la cocción y dos toques de pimienta.

Picantón a la vainilla

El picantón es un pollo de unos 500 gr. ideal para compartir entre dos personas.

Antes de hornar salpimienta el picantón. espolvorea con vainilla en polvo. Unta las pechugas de manteca de cerdo. Lo colocas en una fuente y lo horneas durante ¾ de hora a una hora. Cuando esté tierno lo reservas en caliente. Espesa sus jugos con un poco de harina. Moja el ave con estos jugos y a servir. Lo puedes acompañar de una ensalada de escarola y naranjas o con zanahorias hervidas.

Flan de frambuesas

Pon un sobre de gelatina en polvo en un bol y le añades un poco de agua. Lo mezclas bien. Pon a hervir medio litro de leche con canela, la piel de una naranja y otra de limón. Una vez esté caliente mézclalo con la gelatina. Los pones en moldes individuales y los dejas enfriar al menos un par de horas en la nevera. Lo decoras con frambuesas y un poco de menta fresca.

Con este menú estarás máximo dos horas en la cocina en total y el resultado será una cena romántica de lujo.

La guinda del pastel… la mesa decorada y música de ambiente.

Espero que disfrutes de estas cenas románticas.