Bolas helado vainilla
Receta de helado cremoso de vainilla casero

Como hacer un helado casero

Para preparar helados caseros cremosos solo necesitas 4 ingredientes que tienes habitualmente en tu despensa.

El helado está en nuestras vidas desde hace más de 2.500 años. Se cree que fue el Imperio Chino que ya empezaron a tomar frutas con hielo. Posteriormente el Imperio Persa los introdujo en el occidente. Los romanos ya lo tomaban. Con la caía del imperio, desaparece de las mesas latinas hasta que es introducido de nuevo por las conquistas árabes.

Pero no fue hasta el Renacimiento italiano que no se preparó el helado como lo conocemos hoy en día. Por este motivo hay la creencia que los italianos inventaron este manjar.

Y hasta aquí un poco de historia.

Hoy en día tenemos infinidad de variedades de helados. Desde sorbetes de frutas, los clásicos polos de agua y los helados cremosos. Todos ellos los podemos preparar en casa. Unos son más entretenidos que otros.

Pero empiezo por cómo hacer un helado cremoso de chocolate, vainilla o lo que quieras para tomártelo en cucurucho, en barra o simplemente a cucharadas en casa.

Para elaborar el clásico mantecado (como se decía hace años) necesitas grasa y aire. La grasa es un estabilizador básicamente para que no te comas los cristales de hielo y el aire evita que sea un cubito y sólo se consigue removiendo. Es por este motivo que muchos helados están preparados con una base de crema inglesa. De esta manera, cuando empieces el proceso de enfriamiento los huevos y el azúcar emulsionan y el azúcar se convierte en el estabilizante que evita (más bien retarda) la creación de cristales y que te comas un trozo de hielo. Si no quieres agregar huevos, hay otros tipos de gelificante, la goma arábiga o la maicena que los sustituyen.

Llegados a este punto, te aconsejo que te acopies de una heladera porque el trabajo es menos arduo. En el mercado existen infinidad de variedades. Desde unas con vaso que lo congelas 24 horas antes, las más económicas. O con compresor que te lo hace todo ella, mucho más caras. De todos modos no es imprescindible. También te enseño cómo hacerlo sin ellas.

Empiezo por el helado básico.

El de vainilla

Ingredientes para 6 personas

  • 4 yemas de huevo
  • ½ litro de leche
  • 150 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de azúcar avainillado (puede ser una vaina o bien jarabe de vainilla)

Dificultad: media

Tiempo de elaboración: 2 horas (sin contar el tiempo de enfriado)

Utensilios:

  • Cuenco
  • Cazo
  • Espátula
  • Varilla (eléctrica, más fácil)
  • Heladera

Elaboración

  1. 24 horas antes pon el vaso de la heladera en el congelador
  2. En un bol bate las yemas con el azúcar hasta que doble su volumen y la masa quede blanquecina.
  3. Pon a hervir la leche con la vainilla en un cazo.
  4. Una vez caliente, viértela en los huevos sin parar de remover. De esta manera la yema no cuajará.
  5. Cuando esté bien mezclado, pon la mezcla de nuevo en el cazo a fuego medio. Remueve hasta que espese.

Ten en cuenta que no debe hervir más de 83 grados. Y ¿cómo lo sabrás? Pues porque la espuma que tenías al principio, fruto de batir la mezcla desaparece. Otro truco es pasar el dedo sobre la espátula. Si forma una línea, ya está lista.

Textura crema
  1. Vierte la mezcla en un cuenco y déjalo enfriar. Primero a temperatura ambiente y después en la nevera.
  2. Una vez todo enfriado agrega la crema en la heladera.
  3. Ponla a funcionar unos 40 minutos o hasta que la mezcla esté cremosa y muy fría.
  4. Puedes servir el helado inmediatamente o bien congelarlo hasta su consumo.

Una vez aprendida la elaboración del helado más básico, podrás hacer las combinaciones que quieras. Simplemente es agregar el sabor que te guste en la crema

Helado de chocolate

Es la misma base que el de vainilla.

  1. Hay que repetir desde el punto 1 al 4. Si no quieres poner la vainilla, no pasa nada.
  2. Deshace 100 gr de chocolate con dos cucharadas de agua en el microondas durante 10 segundos. Una vez transcurrido este tiempo, mezcla los ingredientes. Si no está aun cremosa, ponla 10 segundos más y remueve.
  3. Una vez batida la leche con los huevos agrega la crema de chocolate.
  4. Después continúa desde los puntos 5 al 9.

Helado de café

  1. Hay que repetir los puntos 1 y 2.
  2. En el punto 3 hierves la leche con la proporción de ¼ de café con ¾ de leche.
  3. Sigues los pasos desde el 4 hasta el final.

Y así con todos los gustos que te apetezcan…

Además los puedes decorar con los toppings que más te apetezcan.

¿Y si no dispones de una heladera, cómo los puedes preparar en casa?

Textura helado

Si no estás dispuesto a hacer un gasto en un cachivache, puedes preparar el helado de dos formas

Congelador

Una vez elaborado la crema ponla en un recipiente (si puede ser de metal, mejor) y lo metes en el congelador.

Pasadas unas dos horas, sacas el helado a medio congelar. Bátelo con un tenedor hasta obtener una masa parecida al granizado.

Lo metes de nuevo en el congelador un par de horas más. Lo vuelves a mezclar. Y así hasta que obtenga una textura cremosa. Este proceso conlleva toda una jornada, en función de la potencia del congelador.

Crear una heladera casera

Necesitas dos cazos de metal. Uno más grande que el otro.

En el primero vierte cubitos de hielo con un buen puñado de sal. Encima coloca el otro cazo con la crema. Ten en cuenta que el hielo debe llegar hasta los bordes para facilitar la creación del helado.

Remueve con una lengua de gato o espátula hasta que la crema se haya congelado. Esto conlleva un par de horas y un poco de gimnasia.

A lo largo de los años he realizado muchos helados y, sinceramente, la mejor manera es la heladera. Si empiezas, prueba de una de las dos maneras para hacerlo manualmente. Quizás la más práctica sea la del congelador. Y si te gustan, ya buscas algún aparato que te facilite este trabajo.

Ahora ya sabes todos los trucos para cocinar un helado casero cremoso en casa.